Conozca en qué consiste
el Trastorno Obsesivo Compulsivo

 
 
 
 
 
 
El Trastorno Obsesivo Compulsivo está clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por las nomenclaturas psiquiátricas como un proceso ansioso.
 
Este se distingue porque la persona que lo padece se caracteriza por tener una idea recurrente que piensa contra su voluntad. Esta es irracional y a pesar de que la persona está consiente de eso, no puede dejar de hacerlo. La permanencia de esta idea es variable.

De acuerdo con los estudios, su origen tiene un antecedente histórico dentro de la familia del paciente y existe, además, un antecedente traumático que desencadena la idea irracional.

Una persona con rasgos obsesivos se distingue por ser muy formal, cumplida, le gusta el orden, la organización, tiene buena relación con la autoridad, es muy trabajadora, con gran fortaleza psíquica y física. Es importante hacer énfasis en que existen grados de obsesión y periodos de la vida donde aumenta, disminuye o se equilibra.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
Con frecuencia un trastorno obsesivo se convierte en un T.O.C. (Trastorno Obsesivo Compulsivo) cuando la idea obsesiva es llevada a la compulsión. Técnicamente las obsesiones compulsivas se clasifican en grandes grupos de lavadores y limpiadores, verificadores, repetidores, acumuladores y las de tipo médico con enfermedades (cáncer, SIDA, esquizofrenia, etc.).

Las consecuencias graves de este trastorno implican gran ansiedad, depresión grave, desorganización del funcionamiento personal e intentos de suicidio. Para diagnosticarlo se realizan entrevistas y se trata con terapia psicofarmacológica y, en una segunda fase, con psicoterapia dinámica, terapia cognitiva conductual, técnica con D.M.D.R. o terapia con movimientos de ojos. El pronóstico es bueno si es tratado de manera eficiente.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¿En qué consiste la Psicoterapia?

 
Es importante hablar de la psicoterapia debido a que muchas personas, tanto profesionales médicos y no médicos no creen en ella, argumentando que solo consiste en pagar para ser escuchado.
 
 
 
 
 
 
No obstante, el psicoterapeuta con entrenamiento no solo proporciona consejos, sino que proporciona reeducación por medio de técnicas que incluyen una serie de entrevistas planeadas en donde lo ideal es que el paciente esté solo y posteriormente se hable con sus familiares.

El éxito de la psicoterapia depende también de si quien acude lo hace por su propio interés. Evite hacer acusaciones, diagnósticos o pronósticos y mejor acuda con especialistas en el ámbito de la psiquiatría y psicología como los que laboran en la Clínica de Rehabilitación en Salud Mental Carl Jung.